¿Y por qué no vivir mejor?

                                              índice

“Salud y república”, así se despidió, de ésta forma tan tajante, el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón. Fue en el debate del estado de la nación, un 25 de Febrero. Paro, desahucios, Bárcenas, Bankia, Grecia y República, sí, República.¿Por qué no?. Volvió a tratar el tema, la jefatura del Estado. El diputado más joven, expresó su disconformidad con la actual forma de gobierno y ensalzó que lo más justo y democrático es la república.

España, tradicionalmente es monárquica, lo dice su pasado y su presente. 546 años de reyes, sólo interrumpidos por dos Repúblicas y por varias dictaduras .Entre medio, años de monarquías absolutas alternados con monarquías parlamentarias.

El absolutismo, lo más parecido a una dictadura, es una forma de gobierno propio del Antiguo Régimen, algo arcaico, injusto. La figura más representativa de esta forma de gobierno en España fue el Borbón Felipe V. Él es, el rey que más años ha reinado España. 45 . Cuarenta y cinco años de desigualdades, de reiteradas injusticias. La monarquía parlamentaria. La de ahora, la menos mala. El rey reina pero no gobierna, el monarca es el jefe del estado, un papel simbólico, su función: representar a España.

Personal  y heriditaria. Los dos principios invulnerables de la monarquía, los dos rasgos que insultan a la democracia, a los ciudadanos. Dos palabras que hacen de ella, algo propio del pasado. Alguien tiene mayores derechos que tú, mejor educación que tú, mejor futuro que tú. Son mejores que tú. Tan sólo por el color de la sangre. Y lo seguiréis aceptando.

Tras los innumerables casos de corrupción, tras los Bárcenas, Urdangarines y elefantes africanos, los españoles dijeron basta. Suspendieron a los políticos y a la corona en las encuestas. Un 3,7 fue la calificación hacia la corona que reflejó el CIS en su encuesta. Dato a tener en cuenta, pues es la nota más baja de la historia.

En eso estábamos, cuando un dos de junio de ese año, saltaba la sorpresa. Un teletipo proveniente de la Moncloa avisaba de una rueda de prensa urgente del presidente del gobierno. Se pensaba por un adelanto de elecciones, una posible dimisión de Rajoy. Mucha inquietud e incertidumbre. Llegó la hora y el presidente habló. El Rey abdicaba en su hijo Felipe. La sorpresa era evidente y más cuando en declaraciones anteriores, el monarca siempre había abogado por cumplir su reinado vitalicio.

La causa principal fue la regeneración. Zarzuela quería lavar su imagen, el desgaste físico de monarca, evidenciado en la Pascua Militar y su baja popularidad provocó que la Casa Real tomara la decisión. El auge de los partidos más críticos con la  monarquia en las elecciones europeas ( Podemos, Esquerra Republicana, Bildu…) y la corrupción en la propia corona, aceleró la decisión.

La mayoría de los partidos políticos encajaron la noticia con expectación; se mostraban agradecidos con el Rey saliente, reconocieron su labor en la transición y piropearon al relevo. No muy lejos del epicentro político, ese dos de Junio, cientos de ciudadanos gritaron por el cambio.  De izquierdas o derechas, no importaba la ideología. Se reunieron para intentarlo, para reclamar algo ilusorio, un nuevo sistema, una nueva forma de gobierno. Más democracia.

Un año después, en el horizonte de unos nuevos comicios, el debate parece haberse olvidado. Treinta y siete años sin poder votar, sin poder decidir la forma de gobierno. Esperemos que en no mucho tiempo, a alguien se le encienda la bombilla. Mientras, los ilusos nos seguiremos preguntando ¿Y por qué no vivir mejor?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s